Edición N° 109 -

TIEMPO

TIEMPO

TIEMPO “El tiempo es oro” (B. Franklin) Si bien este dicho se atribuye a Benjamín Franklin, lo cierto es que desde la antigüedad, el tema fue tratado por pensadores y filósofos. Platón ya lo definía como “la imagen móvil de la eternidad”. Pero nuestra reflexión no puede incursionar en el interminable laberinto de su definición.

TIEMPO

“El tiempo es oro” (B. Franklin)

Si bien este dicho se atribuye a Benjamín Franklin, lo cierto es que desde la antigüedad, el tema fue tratado por pensadores y filósofos. Platón ya lo definía como “la imagen móvil de la eternidad”. Pero nuestra reflexión no puede incursionar en el interminable laberinto de su definición. Para nosotros el tiempo es un tesoro inasible e intangible, que se relaciona a nuestras vidas. Y depende del uso que le demos y valoremos, que sea aprovechado o perdido, puesto que no vuelve. Y podemos delimitarlo en presente, pasado y futuro, y sub-.dividirlo en “momentos”. Lo importante es que sepamos aprovecharlo sabiamente.

En momentos de dolor querremos que “pase pronto”, y en momentos de bonanza o placer, que nunca se acabe. Y así transcurre nuestra vida. Lo interesante sería que el tiempo se transforme siempre en “oportunidad”, que nos permita desarrollarnos personal y socialmente hacia un mundo mejor, del que todos deberíamos ser constructores. Por lo tanto “perder el tiempo” es un pecado imperdonable.

Al tomar conciencia de la fugacidad del tiempo, es necesario descubrir prontamente cual es el “sentido de la vida”, puesto que de ello dependen nuestras motivaciones para avanzar en este derrotero. Es necesario “tomar las riendas” de la vida para no ser manipulados por aquellos que especulan con nuestra falta de discernimiento que deviene del “ no pensar”,  puesto que “pensar”  es una actividad cada vez más escasa, y de allí nuestra vulnerabilidad.

La aceleración pasó de ser geométrica a exponencial. Las imágenes, los mensajes, la publicidad y el ritmo de vida no nos permiten “procesar” nada, y estamos inhibidos de corregir nuestro rumbo, y tenemos la sensación de ser “arrastrados” por modas, e inducidos sólo al consumo, situación que es hábilmente utilizada por intereses y poderes que lucran con esta realidad.

Al tomar conciencia de la importancia del tiempo, podremos cambiar nuestras actitudes y costumbres, dando lugar a la vida interior y al diálogo intra-familiar y social, con un sentido positivo y constructivo de nuestro futuro.

Ricardo J. Arnoldi – Rotary Club Casilda

 

Posts Carousel

Deja un comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Cancel reply

Latest Posts

Top Authors

Most Commented

Featured Videos

Entradas y Páginas Populares