Edición N° 173 -

Tendencias de la inversión inmobiliaria para el 2022: espacios verdes y unidades flexibles.

Tendencias de la inversión inmobiliaria para el 2022: espacios verdes y unidades flexibles.

Por Alejandro Sambrana.  El repunte en la construcción y la amplia oferta de viviendas acentuaron la búsqueda de desarrollos que ofrezcan mayor calidad de vida, zonas de uso social y que permitan estadías tanto temporales como a largo plazo. A la par del sostenido crecimiento de la construcción en todo el país, han florecido nuevas

Por Alejandro Sambrana.

 El repunte en la construcción y la amplia oferta de viviendas acentuaron la búsqueda de desarrollos que ofrezcan mayor calidad de vida, zonas de uso social y que permitan estadías tanto temporales como a largo plazo.

A la par del sostenido crecimiento de la construcción en todo el país, han florecido nuevas preferencias en el consumo inmobiliario que están marcando la tendencia de las inversiones. Por un lado, el aislamiento sanitario ha profundizado el deseo de contar con unidades bien ventiladas, con balcones extensos, luminosidad en los ambientes, espacios de uso social con parrilleros y zonas verdes, entre otras comodidades. Por otro lado, el exponencial crecimiento de la demanda de viviendas para alquiler temporario está orientando el rumbo de la construcción y la inversión hacia unidades flexibles y eficientes.

En la ciudad de Rosario, la construcción tuvo su mejor mes de febrero desde 2019, arrojando un 10 por ciento de crecimiento en dos años. Por lo tanto, en un contexto de crecimiento de la oferta de viviendas, los ahorristas que incursionan en el mercado inmobiliario son cada vez más exigentes respecto de lo que esperan de las unidades en las cuales piensan invertir. De allí que ciertas condiciones para el confort y la vida social se han vuelto indispensables, no solo para construcciones extraurbanas sino también para los desarrollos radicados en el corazón de las principales ciudades.

Acerca de este fenómeno se expidió el Ing. Gonzalo Pascual, uno de los titulares de la desarrolladora rosarina Pascual Construcciones, firma con más de 45 de años de experiencia en el mercado: “A la salida del aislamiento que trajo aparejado la pandemia, mucha gente del centro empezó a irse hacia las afueras, al verde, a una casa. Y, a su vez, el que se quiere quedar en el centro busca un lugar más vivible. Si uno mira construcciones de 30 o 40 años atrás, verá que en muchos casos se hacían sin balcones, o con espacios abiertos de 80 centímetros de ancho donde no podías más que asomarte a mirar. En cambio hoy se buscan patios o balcones que permitan poner una mesa, una reposera, colgar una hamaca paraguaya o armarse un mini jardín. Por eso en Málaga, nuestro desarrollo más reciente, hemos priorizado aspectos como el parrillero en la terraza, la vegetación y los espacios verdes”.

A la par de esta tendencia, fue creciendo en los usuarios un criterio ecológico a la hora de elegir sus hogares. Tal es así que las demandas medioambientales se están convirtiendo en un innegociable, no solo por el deseo de habitar espacios amigables con el entorno natural, sino también por la eficiencia energética que ofrecen ciertas construcciones. “En otras partes del mundo ya es impensable concebir desarrollos que no certifiquen normas medioambientales. Acá de a poco se están incorporando bombas de calor inverter, que permiten reducir en hasta un 80% el uso energético, aberturas con aislación térmica, espacios y fachadas verdes, entre otros elementos sustentables”, explica Pascual.

Existe otro emergente que está moldeando el mercado inmobiliario. El aumento del turismo interno y la baja en la rentabilidad de los alquileres tradicionales impulsó a los propietarios a tomar decisiones en la administración de sus propiedades. En ese contexto, el alquiler temporario apareció como una alternativa muy difundida, e impulsó la demanda de unidades flexibles, con zonas comunes y servicios que permitan tanto ocupaciones cortas como estadías a largo plazo. De esta manera, viviendas que durante algún período de tiempo se encuentran ocupadas por estudiantes universitarios, se destinan a alquiler turístico en la temporada de verano. En este sentido, Gonzalo Pascual destacó el desarrollo Howo que viene llevando adelante su empresa: un espacio que conjuga las comodidades necesarias para una estadía breve con las características de un lugar propicio para la vida y el trabajo. “Es un proyecto único en Rosario, diseñado tanto para una estancia laboral o estudiantil, de corta o mediana duración, como para ser destinado a vivienda permanente. Es un edificio muy bien ubicado, atractivo y con mucho diseño, que cuenta con un espacio de coworking, preparado para trabajos corporativos, y ofrece servicios de conectividad, seguridad, lavandería, gimnasio y quincho para uso social, entre otros”, detalló.

Finalmente, vale mencionar otro aspecto bien ponderado en este tipo de unidades: su alta eficiencia en cuanto a su administración y mantenimiento. Un propietario que vive lejos del centro de la ciudad, o incluso fuera de la misma, muy difícilmente podría ocuparse de atender las demandas que implica el uso turístico de su departamento. Por este motivo, estos nuevos desarrollos cuentan con una alta inversión en tecnología que hacen que los turistas puedan validar su ingreso mediante un código QR, sin necesidad de que alguien deba acercarles las llaves. Asimismo, existen en Rosario empresas de servicios dedicadas a administrar unidades de alquiler temporario, encargándose de la limpieza y de cualquier otra demanda que este uso suponga.

Para conocer más sobre los desarrollos de Pascual Construcciones, puede ingresar en: www.pascual.com.ar

 

Posts Carousel

Deja un comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *