Edición N° 81 -

Teatro “Casado”: Aquellas luces que brillaron

Teatro “Casado”: Aquellas luces que brillaron

Teatro “Casado”: Aquellas luces que brillaron Existió un momento en el que se consideró imprescindible dar teatros al pueblo. La participación en un ámbito institucional, la presencia en un acto social, la asistencia a una jornada festiva, la colaboración para la realización de un proyecto colectivo, eran esenciales, parte de la dimensión vital para muchos

Teatro “Casado”: Aquellas luces que brillaron

1935 – Inicios de la Pavimentación de la calle Buenos Aires, en la esquina la Iglesia “San Pedro” y enfrente el Teatro “Casado” – Foto Gentileza: Liliana Bonavera

Existió un momento en el que se consideró imprescindible dar teatros al pueblo.

La participación en un ámbito institucional, la presencia en un acto social, la asistencia a una jornada festiva, la colaboración para la realización de un proyecto colectivo, eran esenciales, parte de la dimensión vital para muchos habitantes de la Villa y de la posterior ciudad de Casilda.

Las manifestaciones teatrales nacieron en los últimos años del siglo XIX y comienzos de la centuria siguiente. Casi al mismo tiempo, los casildenses comenzaron a disfrutar de las bondades del cine.

Tras una primera etapa dominada por las salas privadas, como las del Café Central de los hermanos Canoso, el Bar-Cine T.V.O. o el Cine Colón, se impusieron en la década de 1920, como epicentros de la proyección cinematográfica local, los grandes salones de la Sociedad Italiana (1893) y de la Asociación Española (1920), conocidos respectivamente con los nombres de Teatro Italiano (hoy Dante) y Teatro Casado.

En el caso de la Asociación Española de Socorros Mutuos, tras su reorganización en 1918 -la institución data de 1903- después de años dificultosos, decidió instalar en el antiguo galpón de la casa de acopio de cereales de Antonio Maza, su salón social, proyectando un teatro. Se daba nueva función entonces a la esquina formada por la intersección de las calles Buenos Aires y Ovidio Lagos (o 25 de Mayo y Brown, como se denominaban en esa época): anteriormente había sido ocupada provisoriamente por el templo católico -con la posibilidad de que en sus instalaciones existiese un primitivo cementerio- y por la citada casa cerealista.

En la década de 1910, antes de su ocupación por la agrupación de residentes españoles, este salón ya había sido utilizado para la realización de veladas y kermesses. Así nos lo cuenta por ejemplo la crónica del periódico “El Baluarte” del 10 de diciembre de 1916.

En 1930 la Asociación decidió adquirir en propiedad esa sala en la que venía desplegando su accionar social y cultural desde hacía una década. Generó entonces reformas que permitieron adecuarla a los nuevos requisitos para salas cinematográficas impuestos por las autoridades municipales y por el mismo público. Dieron entonces a toda Casilda una de las bellezas arquitectónicas más imponentes de la ciudad, con un estilo difícil de hallar en la región.

Llegará una época de gran esplendor, de la mano del empresario Julián Fuster, que tomó en concesión las salas existentes en la ciudad. Oportunidad en la que, entre tantos otros, actuó en el Casado el afamado Carlos Gardel (1930). También será el tiempo en que el teatro abrió sus puertas para que Casilda muestre su progreso en cada exposición industrial y comercial.

Vendrá a su vez la dorada época de los bailes, entre los años 1930 y 1960. Los de carnaval, que acompañaban las jornadas de corsos en las calles centra-les de la ciudad y en los que la ebullición se trasladaba desde el salón a su patio de verano. Y los que organizaban o auspiciaban las escuelas, los clubes, los gremios y demás instituciones que buscaban allegar fondos a sus arcas sociales. Sin dejar de contar los que la misma Asociación patrocinaba desde tiempo atrás para conmemorar el Día de la Raza o celebrar sus Romerías.

En los años setenta, apareció la revolución generada por Maranhao. Al igual que en el caso de Chabás, donde se instaló en el salón-teatro de la Sociedad Cosmopolita, en Casilda el lugar elegido fue el Teatro Casado. Numerosas figuras de la escena artística nacional desfilaron por el renovado local de la tradicional esquina céntrica de Casilda, agitando todos los ritmos, todos los gustos artísticos y musicales.

Con los inicios de la década de 1980 y hasta bien entrado el primer decenio del siglo XXI, la renovación del local dará lugar a algunas experiencias de bar, salón comedor y espacio para celebraciones y fiestas, como el Bar “El Cordobés” o “El Español”. La esquina verá aparecer otro fenómeno de la diversión juvenil como “Tránsito”, luego “Montgomery” y hasta el renacer de “Maranhao”, cuando no fue sede de alguna feria del libro. Inclusive se gestó la instalación del área municipal de Cultura y la creación de un salón cultural denominado “Teatro Casado” en una de las secciones del local, sobre el Boulevard Ovidio Lagos.

En los últimos años, ganó terreno el estado de abandono. Marca de la desidia de autoridades, instituciones y ciudadanos que fue invadiendo nuestro medio. La proyección de otros valores y de otros intereses impuso nuevas condiciones. Toda sociedad cambia sus valores e intereses: la noción de Patrimonio ayuda, en estos casos, para que los nuevos no destruyan a los de anteriores generaciones, ni bloqueen los que futuros casildenses decidan construir. Los más modernos proyectos pueden convivir con la memoria y con las fundamentales necesidades de conocimiento del pasado, sin que sean estos últimos los que pierdan siempre la partida. Aspectos como la conservación de una fachada única en su tipo o la posibilidad de efectuar un relevamiento arqueológico en un sitio decisivo para entender la historia de Casilda resultan primordiales en este momento.

Ojalá prime esta vez la conciencia patrimonial, que dé al nuevo emprendimiento la fuerza de las raíces que nacen de la profundidad de una historia que merece seguir viva, porque dio vida a un innumerable hilo de historias a lo largo de 100 años.

Profesor Federico Antoniasi

Museo y Archivo Municipal “Don Santos Tosticarelli”

 

Artículo impreso en la página 3- Edición del 31 de Julio 2020-

Posts Carousel

Deja un comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Cancel reply

Latest Posts

Top Authors

Most Commented

Featured Videos