Edición N° 87 -

¿Qué nos espera a los argentinos luego de las elecciones?

¿Qué nos espera a los argentinos luego de las elecciones?

Ya está. Ya tenemos Presidente, Gobernador, Diputados Nacionales y Provinciales, Intendente y Concejales. Se terminaron las elecciones, pero no la política ni los actos políticos. Sin dudas el próximo 10 de diciembre vamos a poder ver una fiesta de la democracia y hasta quizás con entrega de bastón presidencial incluido. Está muy claro que Argentina

Ya está. Ya tenemos Presidente, Gobernador, Diputados Nacionales y Provinciales, Intendente y Concejales. Se terminaron las elecciones, pero no la política ni los actos políticos.

Sin dudas el próximo 10 de diciembre vamos a poder ver una fiesta de la democracia y hasta quizás con entrega de bastón presidencial incluido.

Está muy claro que Argentina es un país tiene dos ideologías muy fuertes. El pueblo Peronista y el anti Peronista. También se puede decir que el Presidente electo Alberto Fernández jamás hubiera ganado sin la hábil estrategia de su vice Cristina, al ponerlo a él como primero y ella como segunda y así juntar a esta fuerza.

Tampoco se debe dejar de analizar la actitud (muy criticada por cierto) de Sergio Masa de volver a formar filas con el Kirchnerismo y sin su aporte en votos hubiera resultado difícil. Al unirse polarizó a sus votantes.  Alberto y Sergio criticaron a más no poder a la Señora ex Presidente y hoy están a su lado.

En las redes sociales también se comentó las elecciones. El twit de Nicolás Maduro felicitando a Fernández por un lado y el twit de Jair Bolsonaro comentando que no saludará al nuevo mandatario electo e indicando que Argentina puede quedar afuera del Mercosur, deja al menos un halo de preocupación.

Dentro de lo que hoy denominan el Frente de Todos (que para algunos es el Peronismo, para otros el Kirchnerismo y para muchos la Cámpora) se han encolumnado con el firme objetivo de recuperar el poder político no sólo del país, sino también de varias provincias, incluida la de Santa Fe.

Desde el próximo mes de diciembre, tendremos una verticalidad del Frente de Todos con el Presidente Alberto Fernández, el Gobernador Omar Perotti, el Senador Eduardo Rosconi y el Intendente Andrés Golosetti. Pero esta unión electoral del peronismo pareciera “atada con alambre”.  Es sabido que el futuro Gobernador no se lleva muy bien con unos de los referentes del departamento caseros. Lo mismo pasa entre los Fernández donde se vislumbra una lucha de poder a muy corto plazo.

Golosetti por su parte, tendrá un gobierno de experiencia y el respaldo de Rosconi al menos en los primeros seis meses. El concejo municipal estará dividido y sin mayorías absolutas y en más de un caso se pueden aliar las bancas del Frente Progresista Cívico y Social (Plancich, Palanca y Arán) con el de Cambiemos (Yualé) y lograr mayoría.  Sanitá quedará “casi solo” en su banca del P.J. Por su lado Zarantonello cumplirá con Rosconi como lo dijo más de una vez públicamente, pero es sabido que quedó dolorido políticamente con Golo. No sería descabellado pensar que Germán pueda ser el Presidente del Concejo. Se espera una Manuela Bonis de la Fuerza Popular muy independiente, pero más cerca de ponerse de acuerdo con el futuro intendente que con sus pares concejales.

Por el lado de Cambiemos o el Frente por el Cambio, Mauricio Macri se acordó muy tarde de salir a “patear la calle” y recibir al pueblo (con su reclamo y también su cariño). Tuvo muchos errores en su gobierno, fundamentalmente en la parte económica y el pueblo se lo hizo saber en las dos elecciones. Considero que Macri no tuvo la visión política de ungirla a María Eugenia Vidal en la carrera presidencial y él correrse a un lado. Sabía que su imagen estaba desgastada y que la gente no le creía más y que la situación económica se terminó de desplomar luego de las PASO. Pero algo hay que rescatar que tuvo y tiene Macri y eso es su don de gente. Sin agresiones, correcto, democrático y un señor. A penas sabido los resultados, el actual Presidente invitó al electo a desayunar para analizar estos 44 días de transición. Un real gesto democrático que sin dudas no mejora su gestión presidencial, pero realza un poco esos viejos valores perdidos.

El hecho que hoy Argentina tenga dos fuerzas políticas mayoritarias es riesgoso desde punto de vista que se puede convertir en una corporación de poder y de esta manera el pueblo será el perjudicado, como ya viene pasando. Es el pueblo que paga los platos rotos, pero también es el pueblo que con su derecho a voto, puso a sus elegidos en ese lugar. Por ello que para poder crecer, es fundamental criticar sin agredir, respetar las instituciones democráticas y por último, en caso que el pueblo considere que no funcione, volver a elegir, tratando de evitar de caer en errores reiterados.

Tenemos un país que tiene todo tipo de riquezas. No permitamos que nos saquen los sueños y la esperanza. Esto sólo se logra  consolidando la democracia.

Y como diría el gran Cacho Castaña en su tema Septiembre del 88 “…Si acaso te encuentras con otro emigrante, decile que vuelva, que pronto seremos mejores que antes, que todo fue culpa de cuatro atorrantes, que sólo lograran que el pueblo no cante, volvé cuando quieras que juntos podremos salir adelante…”

Javier Cortés

Posts Carousel

Deja un comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Cancel reply

Latest Posts

Top Authors

Most Commented

Featured Videos