Edición N° 89 -

La soledad en los Adultos Mayores, también un problema de Salud.

La soledad en los Adultos Mayores, también un problema de Salud.

En muchos casos la soledad no es un problema, incluso representa un logro y algo de lo que la persona disfruta. Se puede estar solo y no sentirse en soledad. Se puede vivir solo y tener excelentes redes de apoyo. Sin embargo, ¿qué sucede cuando un adulto mayor está aislado y se siente solo?, ¿cuándo

En muchos casos la soledad no es un problema, incluso representa un logro y algo de lo que la persona disfruta. Se puede estar solo y no sentirse en soledad. Se puede vivir solo y tener excelentes redes de apoyo.

Sin embargo, ¿qué sucede cuando un adulto mayor está aislado y se siente solo?, ¿cuándo esa soledad es indeseada?

Sucede que la soledad, se convierte en un problema, y también en un problema de salud.

Y entre sus consecuencias encontramos que se asocia a mayor riesgo de depresión; que la ansiedad es más frecuente en las personas que se sienten solas; que el consumo de alcohol es también más común. Las personas solas tienen más riesgo de morir prematuramente.Aumenta el riesgo de deterioro cognitivo y demencia; además del riesgo de sufrir accidentes domésticos y de no ser atendidos adecuadamente.La soledad y el aislamiento se han asociado a una mala calidad del sueño.

Ahora bien, ¿cómo combatir la soledad?

La soledad es un problema que demanda de todos para solucionarlo; desde la persona que se siente sola y aislada, hasta el entramado social en general.

Desde el punto de vista “social”, hay acciones que pueden ayudarnos a luchar contra la epidemia de la soledad en los mayores, entre ellas, desarrollar actividades dirigidas específicamente a la población mayor, de manera que haya una oferta variada y regular durante todo el año. Por ejemplo,cursos de habilidades informáticas como manejo de pc, internet, redes sociales;manualidades, estimulación cognitiva, actividad física, etc.

A nivel “individual”, es recomendable reconocer la sensación de soledad, admitir su existencia e impacto en nuestra vida.Pedir ayuda a las personas que tengamos más próximas o incluso, a aquellas con las que hace años no hablamos, pero que en su momento fueron allegadas a nuestra vida.Participar en actividades grupales como voluntariado o cursos de interés. Establecer como parte de la rutina diaria salir a caminar; un acto tan sencillo eleva la posibilidad de interacción social. Unirse a agrupaciones relacionadas con las aficiones personales, por ejemplo, un grupo de lectura o de cocina, etc.

Nadie está exento de llegar a esta etapa de la vida bajo la “falsa creencia” de que aún falta mucho tiempo para que eso suceda, pero lo cierto es que no debemos pasar por alto que a todos nos compete, como así también a nuestros seres queridos más cercanos. Es por ello que siempre debemos mantenernos activos tanto física como psíquicamente. Un cuerpo y mente saludable no nos otorga el triunfo de una vida eterna, pero sí un buen pasar mientras transitamos por todas las etapas en nuestro desarrollo evolutivo.

Desde niños, adolescentes, adultos, y adultos mayores, debemos saber y hacernos saber que en esta vida no estamos solos. Una buena contención siempre hará la diferencia. Partiendo desde nuestro núcleo familiar, amigos, vecinos y los Profesionales, que siempre estamos al servicio para brindar una mejor calidad de vida.

Cuando te sientas solo o sola, intenta pensar que todo lo has hecho a tu mejor manera. Sorteando obstáculos, con tus errores, aciertos, y posibilidades; pero que aun así, estas a tiempo de superarte.

 

Lic. Estrella Chevasco.
Psicóloga (UBA) – Mat. 7971
Terapia “Cognitiva Conductual”.
(Niños – Adolescentes – Adultos).
Contacto: (0341) 153405679.

Posts Carousel

Deja un comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Cancel reply

Latest Posts

Top Authors

Most Commented

Featured Videos