Edición N° 90 -

Culpa versus Resentimiento

Culpa versus Resentimiento

Debemos aceptar que somos infinitamente complejos. ¿Quién no tuvo sentimiento de culpa alguna vez? Culpa es esa sensación de estar haciendo algo malo o de no estar haciendo lo que deberíamos hacer; ese sentimiento que asoma, vuelve y puede convertirse en una carga muy pesada. Pues bien, ¿de dónde viene la culpa? ¿Por qué nos

Debemos aceptar que somos infinitamente complejos.

¿Quién no tuvo sentimiento de culpa alguna vez?

Culpa es esa sensación de estar haciendo algo malo o de no estar haciendo lo que deberíamos hacer; ese sentimiento que asoma, vuelve y puede convertirse en una carga muy pesada. Pues bien, ¿de dónde viene la culpa? ¿Por qué nos sentimos culpables y qué podemos hacer para aliviarlo?

Culpa, es una audiencia interna.

Resentimiento, es un dolor moral que se produce como consecuencia de una ofensa.

Quienes lo padecen, no logran olvidar esa ofensa. Dicho sentimiento va acompañado de rencor y hostilidad hacia quienes causaron el daño.

Es sumamente importante tener presente que las cosas cambian, las personas cambian, las situaciones cambian. Todo cambia.

Frente a la culpa, nos comportamos gráficamente como revisando constantemente una película vieja.

Definitivamente que para mantener un equilibrio emocional, tenemos que tener muy claro cuál es nuestra película. Si es de terror, entonces cámbiala! Reconocer un error, es sabiduría.

La culpa nos mantiene estancados y eso es perfectamente contraproducente.

Cuando la culpa se convierte en una reacción exagerada por cosas de las que no somos realmente responsables o culpables, termina por convertirse en un sentimiento que nos controla y nos limita, quitándonos libertad de acción y expresión.

Con elresentimiento visualizamos otros tipos de errores. La persona que lo sufre no logra olvidar esa ofensa, de manera que lo vuelve a sentir una y otra vez (re-siente).

Una mente culposa es muy cerrada; vivir con resentimiento tiene otras cualidades,tampocosanas por cierto.

Como aprendizaje social, la culpa nos termina distorsionando mentalmente, hasta el punto de que todo lo malo que ocurre a nuestro alrededor lo atribuimos a nosotros mismos, aunque no tenga nada que ver. Nos auto convence de que una percepción equivocada es atribuible a uno mismo.

Lo importante es ver qué podemos hacer con los sentimientos de culpa cuando se enciende una luz de alerta. Aprender a verlos como una oportunidad para empezar a cambiar conductas puede llevarnos un tiempo, pero tendrá su recompensa.

En función de esto, la culpa es sana, constructiva, útil y necesaria.

Desde la Terapia, se trata de construir personas más responsables y menos culposas.

Ten en claro lo que quieres vivir, y aún más claro lo que no quieres repetir.

 

Lic. Estrella Chevasco.

Psicóloga (UBA) Mat. 7971

Terapia “Cognitiva Conductual”. (Niños – Adolescentes – Adultos).

Contacto: (0341) 153405679. CASILDA.

Posts Carousel

Deja un comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Cancel reply

Latest Posts

Top Authors

Most Commented

Featured Videos