Edición N° 143 -

Aniversario del Fallecimiento de Car­los Ca­sa­do del Ali­sal, Fundador de Casilda

Aniversario del Fallecimiento de Car­los Ca­sa­do del Ali­sal, Fundador de Casilda

El Fun­da­dor de Co­lo­nia Can­de­la­ria y de Vi­lla Ca­sil­da, el ca­ba­lle­ro es­pa­ñol Don Car­los Ju­lián Ni­ce­to Ca­sa­do del Ali­sal, fue un em­pre­sa­rio vi­sio­na­rio. Sin du­das un hom­bre im­por­tan­te pa­ra es­cri­bir la pá­gi­na más bri­llan­te de es­ta ben­di­ta zo­na agrí­co­la. Don Car­los Ju­lián Ni­ce­to Ca­sa­do del Ali­sal es en la his­to­ria eco­nó­mi­ca de la Re­pú­bli­ca uno

El Fun­da­dor de Co­lo­nia Can­de­la­ria y de Vi­lla Ca­sil­da, el ca­ba­lle­ro es­pa­ñol Don Car­los Ju­lián Ni­ce­to Ca­sa­do del Ali­sal, fue un em­pre­sa­rio vi­sio­na­rio. Sin du­das un hom­bre im­por­tan­te pa­ra es­cri­bir la pá­gi­na más bri­llan­te de es­ta ben­di­ta zo­na agrí­co­la.
Don Car­los Ju­lián Ni­ce­to Ca­sa­do del Ali­sal es en la his­to­ria eco­nó­mi­ca de la Re­pú­bli­ca uno de los gran­des ani­ma­do­res del agro es­té­ril.
Fue uno de los pio­ne­ros ci­vi­li­za­do­res de la Ar­gen­ti­na.
Arri­bó a Ro­sa­rio en 1857.
Hom­bre de ne­go­cios y fi­nan­zas, ex­plo­ta­dor de yer­ba­ta­les gua­ra­ní­ti­cos. Fo­men­tó de ma­ne­ra in­fa­ti­ga­ble, em­pre­sas mer­can­ti­les. Fue ban­que­ro, ac­cio­nis­ta de trans­por­te, ga­na­de­ro, co­lo­ni­za­dor, sem­bra­dor, fi­lán­tro­po, entras otras ocupaciones.

Su Personalidad:

De me­mo­ria pri­vi­le­gia­da, sa­lud de ace­ro, au­da­cia in­creí­ble, fue ca­pa­ci­ta­do em­pre­sa­rio, Ban­que­ro, cons­truc­tor de Fe­rro­ca­rri­les, Gra­ne­ros, Pue­blos, Co­lo­nias, Puer­tos y Co­la­bo­ra­dor de los pre­si­den­tes Ave­lla­ne­da y Ro­ca y de los go­ber­na­do­res san­ta­fe­si­nos Ni­ca­sio Oro­ño y Si­món de Irion­do.
Se con­vir­tió ade­más, en Me­ce­nas de las Ar­tes; fun­dó Ins­ti­tu­cio­nes, co­mo la Her­man­dad de la Cruz Ro­ja en Ro­sa­rio; pre­si­dió y des­pués fue nombrado Di­rec­tor del Ban­co Pro­vin­cial; do­nó te­rre­nos para nues­tra ciu­dad (Hos­pi­tal,Ce­men­te­rio y Es­cue­las) y pa­ra la Ma­dre Pa­tria, con mo­ti­vo de la gue­rra con Cu­ba. Dio en­gran­de­ci­mien­to eco­nó­mi­co a la Ar­gen­ti­na al con­cre­tar la 1era. Ex­por­ta­ción de Tri­go a Eu­ro­pa, con em­bar­co ex­pe­ri­men­tal en 1878 y más de diez en­víos lue­go, en 1879.

Su Na­ci­mien­to:

En Vi­lla­da, Pa­len­cia, Es­pa­ña, los es­po­sos Ma­ría Ca­sil­da Ali­sal y Pe­dro Ca­sa­do, el 16 de mar­zo de 1833, re­ci­ben la bue­na no­ti­cia del na­ci­mien­to del ter­cer hi­jo, a quien el Pbro. Pau­li­no de San­tia­go Fran­co, le im­pu­so los nom­bres de Car­los Ju­lián Ni­ce­to, cuan­do lo bau­ti­zó cuatro días después.
Pasaron más de 178 años del na­ci­mien­to de quien se con­vir­tiera en el ar­que­ti­po del de­sa­rro­llo re­gio­nal y nacional.

Su Ca­sa­mien­to:

Co­rría el año 1865 cuando el hi­dal­go es­pa­ñol, tras fre­cuen­tar la ca­sa de los es­po­sos Ig­na­cia Sas­tre – Car­los M. Pa­la­cios y Por­ta­les, se ena­mo­ró de la be­lla Sr­ta. Ra­mo­na Sas­tre y al ser co­rres­pon­di­do, la pi­de en ca­sa­mien­to, el que se con­cre­tó el 4 de fe­bre­ro en la Ca­pi­lla del His­tó­ri­co Con­ven­to de “San Car­los”, en San Lo­ren­zo, fueron sus pa­dri­nos en la ce­re­mo­nia Da. Ig­na­cia Sas­tre de Pa­la­cios y D. Car­los Pa­la­cios.
Ben­di­jo al nue­vo ma­tri­mo­nio el Cu­ra – Vi­ca­rio Pbro. Clau­dio Se­guí.
Con su esposa Ra­mo­na tu­vo nue­ve hi­jos, por lo que per­du­ró el ape­lli­do Ca­sa­do re­pre­sen­ta­do hoy, por sus bis­nie­tos.
An­te la en­fer­me­dad que pa­de­cía Ma­ria­no Gran­do­li y la ne­ce­si­dad de aten­der la ex­plo­ta­ción agra­ria, su re­pre­sen­tan­te dis­po­ne la ta­sa­ción de la Es­tan­cia “Los Des­mo­cha­dos” o “San­ta Ca­sil­da” pa­ra po­der de­ter­mi­nar su ven­ta.
Ca­sa­do, lue­go de ad­qui­rir los de­re­chos de con­tra­to de arrendamiento de la pro­pie­dad, in­ter­vie­ne en el re­ma­te ofi­cial y ofre­ce el pre­cio más al­to, por lo que esos te­rre­nos de 5.126 va­ras (hoy 10.000 hec­tá­reas apro­xi­ma­da­men­te), fren­te al río Car­ca­ra­ñá, con 4 leguas y me­dia de fon­do, pa­san a su po­der me­dian­te 21.000 bo­li­via­nos; el 29 de abril, tras apro­ba­ción del Juz­ga­do en lo Ci­vil, que­da fir­ma­da la es­cri­tu­ra.

Su Muer­te:

Fa­lle­ció en Ro­sa­rio el 29 de ju­nio de 1899. Tras su muer­te el Cón­sul de Es­pa­ña asis­tió al ve­la­to­rio y al se­pe­lio de sus res­tos.
La no­ti­cia de su de­ce­so da lu­gar a elo­cuen­tes de­mos­tra­cio­nes de pe­sar por lo que el pueblo de Casilda vi­vió una jor­na­da de due­lo. Su cuerpo junto al de su esposa Ramona Sastre entan enterrados en el Parroquia «San Pedro» de Casilda.

Extraído del Album de los 90 años de «La Voz del Pueblo». Pag. 31

Posts Carousel

Deja un comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Latest Posts

Top Authors

Most Commented

Featured Videos